4 may. 2011

Queridos amigos de la Sangha:

Hace unos días me sucedió algo que puso a prueba todo aquello que he aprendido en Casa Tíbet, mi esposo sufrió un infarto y lo tuvimos  que trasladar de emergencia a la ciudad de Monterrey, donde sufrió un segundo infarto más fuerte y delicado, en realidad fueron momentos muy críticos, en el que es fácil salirse de balance, pero a pesar de la gravedad de la situación, me sentía muy tranquila,  pensaba, durante el traslado que esto era un proceso que tarde o temprano puede suceder a cualquiera,  yo misma me decía que en nada contribuiría perder el control o que cayera en un estado de angustia Estuve acompañada de mis hijos, he valorado el tener una familia tan hermosa. 

Por fortuna pude comunicarme con mi maestro Tony vía facebook , quien me brindó valiosos consejos.
Durante la estancia en el hospital acompañando a mi esposo el pensar en el Buda de la Medicina y en su mantra también me fue muy útil,  además siempre conté con el apoyo y la cercanía  de todos ustedes mis amigos en el Dharma, recibí sus mensajes y muestras de solidaridad, realmente he sentido su apoyo. En esos momentos tan difíciles me volví una refugiada, entonces entendí el verdadero significado del refugio en la triple joya.
Soy muy afortunada de contar con cada uno de ustedes, les agradezco enormemente todo su apoyo.
Ahora que mi esposo ya se esta restableciendo evalúo que fue una dura prueba, fue mi examen sobre todo en mi condición de estudiante propedéutico en el Dharma, creo que lo aprobé, espero continuar en el camino y seguir pasando las pruebas de los diferentes niveles hasta la iluminación.

Con cariño y profundo agradecimiento.
Lupita R.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Amiga: Algunos se refugian creyendo que las cosas pasan por algo.

Yo ahora creo que las cosas simplemente suceden, sin coincidencia, sin suerte y sin destino. Sencillamente son consecuencias y muchas de ellas no están en nuestras manos por ser consecuencias de otros.

La sabiduría que nos compartes y que decidiste tomar como prueba personal, me convence mas de que cada quien decide las pruebas en el camino y mejor aun, cada quien elige la forma y el modo en que nos afectan.

Felicidades a ti y todos.

Y mucha Luz!!!

dealef dijo...

Me gusto mucho del anónimo de arriba: "Sencillamente son consecuencias y muchas de ellas no están en nuestras manos por ser consecuencias de otros." a veces me complico la vidilla pensando en como actuar para modificar a fuerzas lo que ha otros les pasa y no me gustaria q vivieran, por ejemplo una enfermedad... y ahora con lo que te paso a tí y lo del comentario de arriba me cayo el veinte o "me di cuenta" de que yo soy responsable de mis acciones, pero no puedo responsabilisarme de las de otros y por ende, no puede afectar el resultado de sus acciones al 100%, o en esencia, puedo contribuir a que mejoren o incluso empeoren ,pero no puedo modificar el resultado esencial de sus acciones.. y como conclusíon me invita a ser menos metiche jajajajajaaja....

Muchas gracias por compartir y a la vez, muchas gracias al anónimo, es genial cuando uno se enriquece por medio de "veintes caidos" por conversaciones como estas jeje.

Un abrazo!!