1 ago. 2011

Casa Tíbet México: 22 años de difundir paz

por: Fabiola Carrillo
01-Agosto-2011


Marco Antonio Karam, presidente y fundador de Casa Tibet México visitó la ciudad y habló con VANGUARDIA sobre esta organización y de cómo lograr una felicidad plena y duradera

Saltillo.- Marco Antonio Karam, el fundador de Casa Tibet México, estuvo en la ciudad el fin de semana y platicó con VANGUARDIA acerca de esta organización que fue creada desde 1989 que se dedica desde ése entonces a dar difusión a la cultura tibetana.
La Casa del Tibet en México es la primera representación cultural oficial del pueblo tibetano para Latinoamérica, es una institución que fue fundada en 1989 bajo los auspicios del Dalai Lama, este año cumple 22 años de vida en México, es una institución que se dedica a la promoción, el rescate y la difusión de todos los aspectos de la civilización tibetana”, explicó.
Añadió que algunos de los elementos más importantes de esta cultura son la espiritualidad y la religión que es el budismo, esta organización se dedica a difundir estas tradiciones espirituales no con fines proselitistas sino con fines culturales.
La organización, entre otras actividades organiza seminarios y conferencias con el fin de dar a conocer una ideología y cultura que cada vez es más popular en Latinoamérica.
En cuanto a la respuesta que se ha tenido en el país, Karam mencionó que sí ha habido crecimiento.
“Nuestro país es fundamentalmente católico y al mismo tiempo el nuestro en buena medida es un país que tiene una limitante importante, que son sus limitantes educativas, esto hace que un trabajo como el que nosotros llevamos a cabo, naturalmente tenga un impacto también periférico o limitado, sin embargo, no puedo negar que el interés por el Tibet es muy grande en México, aunque sea por curiosidad y el interés por la tradición budista está creciendo poco a poco en nuestro país”, comentó.
Sin embargo aclaró que la organización sólo busca llevar un mensaje de paz.
“No buscamos convertir a nadie, sino más bien buscamos usar el budismo como un instrumento para la promoción de valores humanos elementales, cultura de la paz, la reconciliación nacional y la resolución pacífica de los conflictos que es un marco tan importante en el México contemporáneo”, mencionó.
Ser feliz: cuestión personal
Ante la época de violencia que vive actualmente no sólo el país sino en el mundo entero, Marco Antonio Karam recomendó a la comunidad que la posibilidad de ser feliz no radica en el entorno sino en nuestro interior.
“La tradición budista plantea que la paz y felicidad genuina no depende del medio ambiente o del entorno con el que convivimos o en el que vivimos, porque nada de esto opera como una causa genuina de la paz o del bienestar, en el mejor de los casos, factores externos a nosotros pueden contribuir a la felicidad o bienestar”, explicó
Añadió que si lo que se busca es lograr un estado de paz genuina debemos recurrir a nosotros mismos para poder conseguirla.
“La felicidad genuina es interna, mental, psicológica, cognitiva por lo tanto la tradición budista plantea que si buscamos esa meta de bienestar o paz duradera tenemos que transformar nuestra vida, para ello es importante contar con metidos adecuados y eficaces para lograr este fin”, comentó
Añadió que la comunidad debe abrazar la idea de que la situación actual no va durar para siempre y que las circunstancias actuales son impermanentes.
Visita de Dalai Lama a México
Marco Antonio Karam, invitó a la comunidad en general a la visita que Dalai Lama realizará al país en el mes de septiembre.
El día 9 del mencionado mes estará durante el “Tercer Encuentro Internacional Valores y Cultura de la Legalidad” que se llevará a cabo en el Parque Fundidora en el Auditorio Banamex.
El 10 de septiembre estará en el Teatro Metropolitán en la Ciudad de México y el 11 de septiembre se llevará a cabo un evento masivo en el Estadio Azul de la ciudad de México, en el que Dalai Lama impartirá la conferencia “Hallando la Felicidad en Tiempos Difíciles”.
Los boletos son gratuitos y se pueden conseguir tanto en Casa Tibet Monterrey como en Saltillo.

No hay comentarios: