16 nov. 2011

La Meditacion

LA MEDITACIÓN ES EL MODO DE ENTRENARTE EN LA ATENCIÓN Y EN LA CONCIENCIA
por: Lama Surya Das

El doctor D. T. Suzuki, maestro pionero japonés, fue el primer patriarca, no oficial, del zen americano. Cuando el doctor Suzuki, que había enseñado en la Universidad de Columbia durante los años cincuenta, se estaba acercando a sus noventa años de edad, se hallaba en cierta ocasión formando parte de una reunión de eruditos, sentado a la correspondiente mesa de conferencias. En un determinado momento dio la impresión de que el anciano maestro se hallaba sumido en profunda meditación o, por el contrario, se había quedado dormido, <<¿Cómo verificar la diferencia?>>, se preguntaba uno de sus jóvenes colegas, tal vez riéndose para sus adentros. Y de improviso, uno de los folios de la conferencia que estaba leyendo el orador, sentado en la cabecera de aquella larga mesa de caoba, voló a lo largo de toda ella, impulsado por una súbita ráfaga de aire. El papel pasó por delante de las narices de todos aquellos atónitos profesores y eruditos budistas, hasta que la mano delgada de aquel anciano maestro zen, que parecía que se hallaba hibernando, la detuvo con una pestreza que no modificó en modo alguno la serenidad en que se encontraba el resto de su cuerpo, ni la quietud de sus ojos que seguían entornados. Todos se quedaron sorprendidos ante el hecho de que aquel viejo zorro tuviese una atención y unos reflejos muchos más rápidos que ninguno de los presentes. Después de todo, nadie llegaba a saber si estaba durmiendo… incluso cuando dormía.

La atención pura es relajada, abierta, lúcida, momento-a-momento, una conciencia siempre presente. Es como un espejo siempre brillante; no es reactiva, no es distorsionante, ni aversiva; es una atención que no arrastra nada ni depende de nada. Por fortuna, el cuidado de la atención es una habilidad que puede aprenderse como cualquier otra. Los budistas clásicos que pertenecen a los distintos linajes de la práctica Vipassana, siempre hacen hincapié en la atención. Es el ejercicio base de los maestros del Dharma. Un maestro pionero, Joseph Goldstein, llama atención a la práctica central del Dharma, el ingrediente principal dado por el Buda para la receta del despertar.

La meditación es el método que utilizamos para la práctica de la atención. La meditación resulta única en su habilidad para despertarnos; abre lo que esta cerrado, constreñido y fijado en nosotros. Sylvia Boorstein dice: <<Al principio de la practica de la meditación necesitas recordar la atención. Al cabo de cierto tiempo ya puedes olvidarla.>>

La meditación explora, investiga, desvela e ilumina lo que está escondido dentro y entorno a nosotros. Esta experiencia introspectiva y contemplativa nos ayuda a despertar de nuestros sueños e ilusiones yendo más allá de nuestra visión subjetiva del mundo para llegar a la realidad actual. A través de la meditación podemos establecer directamente un compromiso mas intimo e inmediato con nuestras experiencias, de una forma que refleja simplicidad y una vinculación más autentica y profunda con la vida. No se trata solamente de estar más conscientemente vivos. Es el mismo estar.
 
extracto del libro: El despertar del Buda Interior.

No hay comentarios: