3 abr. 2013

¿Tienes tiempo para amar?


¿Tienes tiempo para amar?
--por  Thich Nhat Hanh (Nov 29, 2004)


Amar es, sobre todo, estar allí. Pero estar ahí no es una cosa fácil. Es necesario cierto entrenamiento, algo de práctica. Si no estás allí, ¿cómo puedes amar? Estar allí es un arte, el arte de la meditación, porque al meditar estás trayendo tu verdadera presencia al aquí y ahora. La pregunta que surge es: ¿tienes tiempo de amar?


Conocí un pequeño de 12 años  cuyo padre le preguntó un día: "Hijo, ¿qué quieres que te regale en tu cumpleaños?” El niño no sabía cómo responder le a su padre, que era un hombre muy rico, capaz de comprar lo que fuese para su hijo. Pero el joven no quería nada excepto la presencia de su padre.
Porque el papel del padre lo mantuvo muy ocupado, no tenía tiempo para dedicarse a su esposa e hijos.  Ser rico es un obstáculo para amar, cuando eres rico, quieres seguir siendo rico y así terminas dedicando todo tu tiempo, toda tu energía de la vida diaria, para mantenerte rico. Si este padre pudiera entender lo que es el amor verdadero, haría lo que fuese necesario para encontrar el tiempo para su hijo y su esposa.  
El regalo más preciado que puedes darle a la persona que amas es tu verdadera presencia. ¿Qué debemos hacer para estar realmente allí? Aquellos que han practicado la meditación saben que meditar es sobre todo estar presente: contigo mismo, con quienes amas, con la vida. [.]
¿Tienes suficiente tiempo para amar? ¿Puedes estar seguro que en tu vida cotidiana tienes un poco de tiempo para amar?
 No tenemos mucho tiempo para estar juntos; estamos demasiado ocupados. En la mañana mientras tomamos el desayuno, no nos fijamos en la persona que amamos, no tenemos tiempo suficiente para él o ella. Comemos muy rápidamente mientras pensamos en otras cosas, y a veces incluso tenemos un periódico que oculta el rostro de las personas que amamos. En la noche cuando llegamos a casa, estamos demasiado cansados como para ser capaces de mirar a esa persona.
Debemos propiciar una revolución en nuestra forma de estar en nuestra vida cotidiana, porque nuestra felicidad, nuestras vidas, están dentro de nosotros mismos.

No hay comentarios: