23 jul. 2013

CULTIVAR EL BALANCE EMOCIONAL Y MENTAL


Cesar nos recomienda escuchar esta interesante charla, los 30 minutos que mas valen la pena. Con subtitulos en español

¡no te lo puedes perder !


3 jul. 2013

Sentarse a meditar todos los dias

por:  Diana Winston
Shambhala Sun

La imperdonable alarma suena con toda su fuerza. Son las 7am. Saltas de la cama. Golpeándote el dedo del  pie en la mesita de noche, te tropiezas con tu safu en la oscuridad “Esta aquí en alguna parte” refunfuñas, Escuchando que te levantas de tu muerte, tu gato corre maullando, Estas a punto de plantar tu aun somnoliento ser en el safu (cojín de meditación), cuando la naturaleza te llama, Tres minutos después tu madre también te llama, y sabes que no debes responder pero ella tiene ese pedacito crucial de información sobre los resultados de American Idol ….  y eso es, el día ha comenzado, Se te hace tarde para el trabajo, la ducha se puso fría de  nuevo, las cerdas de tu cepillo de dientes  están completamente masticadas, el gato esta rasguñando tu sofá chantajeándote por su comida, y por supuesto, como siempre, a pesar de tener un centenar de ropa en tu closet no tienes nada que ponerte, Dejas tu casa agitado, entrechocando, encendiste otro cerillo en tu contra “eres un perezoso … De nuevo ¡no meditaste¡ Nunca cambiaras”

¿Esto te suena familiar? Seguro lo es. A pesar de todos esos propósitos, post-retiro, año nuevo y lo que sea, otro día que pasa sin sentarte. Sabes que es bueno para ti, sabe que probablemente es la mejor cosa que hayas hecho en tu vida y podrías no hacerlo más, ¿pero realmente es difícil hacerlo?



 ¿Por qué es tan difícil sentarse con regularidad?
Olvida esta cultura que es devota a los negocios. Olvida el hecho que reporta que;  los americanos tiene 16.5 horas de tiempo libre a la semana, una vez que has realizado la obligaciones del trabajo y de la casa, y el tiempo se va rápidamente.  Olvida que muchos de nosotros tienen dos trabajos  con indignantes horarios que hacen que los dos extremos del día  se encuentren. Estamos hasta la coronilla de trabajo, Olvida el hecho de que nos enseñan  que la cultura del trabajo es una virtud y dios lo prohíbe, no debemos nunca tomar unos segundos para nosotros mismos.
Oh, y mientras estamos en eso, olvidas que los americanos están nadando en un DI masivo (demasiada información), con tan solo un segundo para digerir este maremoto. Olvidas que muchos de nosotros somos bombardeados en una base diaria con mensajes de la televisión, radio, carteleras, anuncios de Internet, e-mails, zarzamoras. IMS,… etc.. OK. ¿Has olvidado todo eso? 

Porque incluso poniendo todo lo anterior aparte, hay bastantes otras razones por lo que es difícil meditar a diario:

1.- Es difícil porque la meditación es totalmente opuesta a lo que culturalmente hemos sido condicionados.
2.- Es difícil porque no es todavía un habito. Los antiguos hábitos se ejecutan fácilmente, simplemente los hacemos. Para crear nuevos hábitos necesitamos trabajar.
3.- Es difícil porque algunas veces la meditación se puede  sentir atrozmente aburrida. Nuestras vidas son mucho mas entretenidas que simplemente reconocer si una respiración es larga o corta.
4.- Es difícil porque pareciera que existen cosas que hacer que son más interesantes y necesarias. Podemos ver televisión, salir, escribir poesía, realizar el balance de la chequera, limpiar el sarro de la bañera.
5.- Es difícil porque nuestros cerebros han sido  alambrados para ser estimulados y toma un enorme esfuerzo superar  nuestra adicción a la estimulación.
6.- Es difícil porque a veces, estamos pasando por emociones intensas que no queremos sentir, y nada corto en restricciones nos hará que nos sentemos ahí a sentir esa pena. No ¡nada¡ Algunas veces la idea de meditar nos amordaza. Especialmente cuando estamos pasando por dificultades en la vida. Paradójicamente, ese es el mejor momento para meditar. Es cuando mas lo necesitamos.
Si no meditas regularmente tendrás buenas excusas. Eres como la mayoría de la gente, te maravillaras e incluso podría incomodarte.  Pero debes incomodarte, definitivamente debes incomodarte y aquí el porque:

¿Por qué sentarse?