7 nov. 2017

En Busqueda de la Felicidad Genuina

  El progreso material es de muchas maneras provechoso y útil, pero debemos también progresar espiritualmente. Esto no quiere decir que uno se haga necesariamente budista, puede seguir otra religión o creencia, pero la clave es aumentar las cualidades humanas básicas. En todas las religiones el amor y la compasión son muy importantes. Todas las religiones enfatizan estas cualidades y debemos aumentarlas individualmente. Y al hacerlo lograremos la genuina felicidad.

No hay talento completo que no incluya la totalidad de las cualidades humanas básicas.
Para cultivarnos y desarrollarnos es importante un florecimiento psicológico perfecto; esa es la única fuente de la felicidad genuina

La contemplación y la meditación budista nos permiten incrementar nuestra felicidad durante las actividades cotidianas, lidiar con las dificultades en calma y con la reacción adecuada.
La felicidad genuina emana del fuero interno del individuo, de una actitud que trascienda incluso la inestabilidad de nuestro mundo


No hay comentarios: