el Dharma en mi vida

De cómo entre a Casa Tibet.
por : Denise Fuantos

Todos tenemos una historia que contar acerca del cómo entramos a ser parte de la Sangha de Casa Tíbet Saltillo y si a mí me preguntan, les contestaré que fue por  “Amorsh” y aquí va mi historia.
En el año 2008 yo aun cursaba mi carrera profesional, en ese entonces tenía 20 años y mis únicos intereses eran la escuela, pasarla bien y estar lo mejor posible con mi novio de aquel entonces (mismo que para cuestiones prácticas llamaremos Chico especial). Sin embargo las cosas con Chico especial no iban tan bien como yo esperaba y con el paso de los días se complicaba más el asunto hasta que dimos por terminada la relación, sin embargo yo aun lo seguía queriendo. 
 A pesar de que finalizamos nuestra relación yo aun buscaba cualquier cosa que pudiera hacer que regresásemos a lo que teníamos antes, me aferraba a cualquier esperanza y era como estar volando en la nada. Quería que Chico especial volviera a mis rutinas diarias, que me volviera a mirar como lo hacía antes, sentir la tranquilidad de la cotidianeidad a su lado… no quería que él se fuera de mi vida; no quería que las cosas cambiaran entre los dos!!!  Y como solo pensaba en eso, las cosas en mi escuela, en mi casa y en mi entorno en general empezaron a verse muy afectadas.
Algo que  me animaba era platicar con mis amigos lo que me pasaba, necesitaba escuchar que todo saldría bien y que Chico especial y yo volveríamos a ser novios… buscaba en mis amigos quién me dijera eso.  Y en esa búsqueda me tope con qué a veces es bueno escuchar lo que menos deseamos  que nos digan o aconsejen  porque entorpecen nuestra visión comodina de las cosas y nosotros mismos nos obligamos a ver las cosas de otros ojos y es aquí donde conozco a amigos especiales  como Vero y Mauricio. Gracias a ellos me  fue entrando poco a poco una nueva palabra: Apego. Con el tiempo  supe  que esa palabrita significa  exagerar las cualidades positivas de una persona, situación o cosa y en este caso era exagerar todo lo que significaba Chico especial para mí, creando una imagen falsa de él para mí, la que más convenía a mis intereses y necesidades, pero… ¿Cómo iba a ser posible que yo exagerará las cualidades de Chico especial si lo conocía ya más de dos años? De manera superficial yo me negaba a aceptar lo anterior, pero indagando en mi interior con el tiempo me di cuenta que era verdad: tenía un gran apego por mi encantador Chico especial. Tenía plantadas tantas expectativas e ilusiones en él que por eso me dolía tanto dejarlo atrás y seguir adelante yo sola, además del dolor al cambio.
Era obvio que no quería seguir sufriendo más, ya no podía darme ese lujo. Le pedí a Vero y Mauricio la “receta mágica” más rápida y efectiva para salir de mi pozo emocional y al enterarme que no había tal  receta sentí  que jamás saldría de donde estaba... Y cierto, no hay receta mágica para algo así, pero si hay un método que si se toma con disciplina da resultados reales y aquí es donde entra Casa Tíbet e inicia una de las más interesantes aventuras de mi vida.
Vero  me comento en resumen de lo que se trata el budismo y de los beneficios que podría traerme especialmente a mí en ese instante y como yo soy un poco impulsiva en tomar decisiones de inmediato me comunique a Casa Tíbet  e inicie mi camino dentro de la Sangha el 1 de agosto del 2008.
En ese primer contacto con el budismo se me abrió un panorama distinto, fue como si me lanzaran una cuerda al pozo para salir por mis propios esfuerzos, pero brindándome las herramientas necesarias para lograrlo. Un dejar de hacerme tonta yo sola y realmente trabajar por salir de donde estaba. Un abrir los ojos y ver que las cosas no eran como yo creía. Que todo es en dependencia de circunstancias y que soy la única responsable de lo que me sucede y solo de mí depende mi verdadera felicidad.
Algo fundamental y que cambio radicalmente el panorama de mi vida, no solo en cosas de amor, sino en general fue el entender  Que todo cambia y nada es para siempre… si yo hubiera sabido eso antes me hubiera ahorrado muchas penas. Y es que es lógico, todo cambia, el bebe se convierte en adulto, el día se transforma en noche, me enojo  y al poco tiempo ya estoy feliz de nuevo… y entonces ¿Por qué esa lógica no aplicaría también en mi relación con Chico especial? 
Deberás, intenta no aferrarte a lo que pasa a tu alrededor y sobre todo a tus relaciones de pareja, cuando todo vaya bien disfrútalo!!! Pero no pienses que será así para siempre, el amor es un proceso de transformación y por ende muta instante a instante… así que no te sorprendas cuando las cosas cambien según lo NO planeado, mejor deja que todo fluya y con aceptación. Eso fue fundamental dentro de mi proceso de recuperación de mi misma, ahí te lo dejó como consejillo si es que pasas por las mismas, jeje.
Tuve que aceptar que eso q yo decía sentir por Chico especial no era amor, sino amorsh que es muy parecido pero no es igual, ya que está contaminado por emociones locas que no nos dejan ver las cosas como son, en mi caso el apego.
Fui (y sigo siendo) muy afortunada, enormemente afortunada. Si no hubiera sido por que caí en lo más profundo de la tristeza y salí adelante gracias a lo que aprendía semana a semana en Casa Tíbet quizás ahorita estaría enredada en otra relación amorosa mal entendida. Sobre todo pude poner a prueba lo que me decían en Casa Tíbet, mi mismo proceso de dolor fue la mejor herramienta para comprobar si lo que me decían en la Sangha funcionaba o no y funcionó. Y qué mejor que me haya pasado cuando aun soy jovencita y puedo iniciar relaciones de pareja emocionantes, sinceras, divertidas y sobre todo sanas!!!
Y en fin, esta es la historia de cómo entre a Casa Tíbet. Muchos entran porque un amigo los invito, otros por curiosidad y otros más por necesidad. En mi caso fue porque necesitaba un método eficaz que me sacará de una de las situaciones más difíciles que he vivido hasta ahorita. Ojala te sirva para animarte a intentar ver qué onda con el budismo.  Por cierto, me llamo Denise y si deseas  formar parte de nuestra Sangha eres bienvenid@.


Podrás compartir este texto mientras no sea para generar beneficio económico o reconocimiento propio, mencionando  el autor y la fuente que es www.sanghasaltillo.blogspot.com

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Denise;

Gracias por compartir tu experiencia, coincido contigo en muchos puntos y en lo que más te apoyo es que somos muy afortunadas de encontrar el budismo y tener la oportunidad de aprender las herramientas necesarias para transformar nuestra mente. saludos ! atte. claudia!!! :-)

dealef dijo...

súper rete afortunadas jeje... (q mal que aqui no hay opción de "me gusta" como en el facebook para ponerle uno a tu comentario jajajaaja)...UN ABRAZOTE!!!

Rosario dijo...

Cada día me sorprendo mas, claro que cuando el dharma permea en tu vida pasan cosas como las que nos compartes,Gracias Denise!!!!!

mauyacu dijo...

aaaañeñeeeeee Denise asi se haceeee...¡¡¡

....congratuleichons....¡¡¡¡
Ahora ya sabes la diferencia entre amorsh y Amor. y empieza por ese proceso personal de Darnos Cuenta, antes de seguir hechandole la culpa a los demas.
Y si, como dices, se siente gacho tocar fondo en el samsara, y aunque nadie lo desea, corremos hacia eso como sombies, somos muy raros......besos---> Mauricio

dar-r dijo...

Es cierto las circunstancias por las cuales ingresamos al budismo son diferentes..o iguales...gracias por contarnos tu historia denisssssssssssse...y gracias por iniciarme en este camino

dealef dijo...

Y es bien padre compartirlas... y q veamos que por una u otra causa estamos en un camino en común... No sé, sonará muy romántico pero a mí me cambio la forma de ver e interactuar con todo lo que esta a mí alrededor y conmigo misma...

mente de cocodrilo dijo...

Vaya la historia de nuestra vida.

El chico especial, el trabajo especial, la actividad especial, el amigo especial, el estilo de vida especial, la enseñanza especial, el momento especial, el estado mental especial, especial, especial, especial...

!Que no se vayan!!!

Ysabel dijo...

Buenas Noches Dennis, no sabes cuanto me identifico con tu Post y con tu experiencia vivida en el caso mío soy una mujer que tiene un Amorsh hace muchos años y soy conciente que deberia cortarlo sanamente. Tratare de profundisarme y educarme, aprendiendo de tus sugerencias !!! Gracias y recibe un fuerte Abrazo desde Perú !!!