25 dic. 2011

Cuento de Navidad de Dieckens, explicaciòn budista.

En estas fechas es casi una costumbre que se transmita por televisión o se presente en obras de teatro el popular “Cuento de Navidad” de Dickens, generalmente se enfatiza la reflexión en las buenas y el malas acciones.
Analizándolo desde una perspectiva budista, la historia tiene perfecto sentido: la avaricia de Marley ha provocado que después de su muerte él se convierta en un Preta (fantasma). Su máximo apego en vida fue el dinero, y en el ámbito de Preta su apego se manifiesta como grilletes que lo encadenan a cajas de dinero, llaves, pilas de documentos y bolsos pesados.

Debido a que quiere purificar su karma, Marley decide salvar a alguien de ese destino tan cruel por lo que se le aparece a Scrooge (un empresario tacaño) con el fin de advertirle las consecuencias de sus actos. En su tarea, Marley es asistido por dos Budas pacíficos; la Navidad del pasado y la navidad del presente. (Los Budas pueden manifestarse en cualquier forma que beneficie a seres sensibles) y también es asistido por un Buda Airado, el espiritu de la Navidad futura que es el mas atemorizante de los tres.

Durante un sueño, los Budas llevan a Scrooge a través de una especie de experiencia de mini-Bardo, donde, como un simple observador, puede revisar su vida desde la perspectiva de lo que ha hecho o ha dejado de hacer por los demás, en contraposición todo lo que ha hecho para sí mismo.

Después de esta experiencia tan vivida, Scrooge se despierta en un estado de ánimo transformado por la compasión y generosidad.
.

No hay comentarios: